¿Cómo solucionar el problema de la conectividad?

A pesar de los programas gubernamentales que buscan romper la brecha tecnológica en nuestro país, y que han tenido como programas bandera la construcción de unidades Compartel dirigidas a la comunidad en general de las zonas rurales del país, y el programa Computadores para Educar, llevado a las escuelas y colegios públicos donde no existe la posibilidad en recursos para adquirir equipos y construir salas de cómputo, aun esto no es suficiente para superar la brecha tecnológica, de hecho, son muchas las escuelas veredales que ya de por sí tienen dificultades para conectar sus equipos o hacer una red LAN para estos. De hecho tengo la oportunidad de conocer dos veredas de Floridablanca, Helechales y La Judía, con quienes hemos realizado trabajos en torno a la agroecología y la protección del bosque nativo del cerro La Judía; estas veredas cuentan, las dos, con una escuela, ubicada en Helechales, que además recoge niños, niñas y jóvenes de otras veredas; esta escuela cuenta con una sala de cómputo, donde los equipos no están en red, y donde no hay acceso a Internet. A esto se le suma que los equipo no sólo en sus máquinas son obsoletos, pues la mayoría funciona con procesadores a menos de 512 MHZ, con sus correspondientes en memorias y buses de transmisión de datos; añadamos a lo anterior un sistema operativo fuerte pero anacrónico, como es Windows 98, y tendremos una brecha tecnológica muy amplia entre el municipio de Floridablanca y su área rural.

Tenemos un problema técnico y un problema humano, por otro lado estamos frente al uso de un equipo por una multiplicidad de usuarios, lo cual no estaría mal si los entornos estuviesen diseñados para múltiples usuarios. Tres o cuatro niños o niñas en un solo equipo no sólo es antipedagógico sino poco funcional, ya que tienen que compartir el teclado y el mouse, y una plataforma diseñada para una sola persona.

Existe entonces una dificultad tecnológica, una dificultad en conectividad y una dificultad social-pedagógica. Cómo es bastante complejo superar estos problemas en un corto plazo, es necesario que nuestras herramientas pedagógicas estén listas para enfrentarse a estos problemas, por lo que el diseño de las mismas no puede aislarse de esta realidad. Por ejemplo, al pensar en educación virtual para niños todos los diseñadores pensamos de inmediato en multimedias, lo cual es bastante funcional y en realidad es una herramienta pedagógica fuerte, pero, si construimos unas plataformas cargadas de elementos multimedia como animaciones en Flash, sonidos, videos que se descargan de Youtube, Googledocs, etc; pues tendremos una plataforma hermosa para trabajar e-learning que será absolutamente imposible de hacerla funcionar en los entornos rurales antes descritos.

¿Qué podemos hacer entonces?, ¿Están los niños, niñas y adolescentes de las áreas rurales condenados, hasta que se solucione materialmente su problema, a estar desconectados tecnológicamente de las comunidades urbanas? Existe la necesidad de acercar a los niños y jóvenes de las comunidades rurales a las Tecnologías de la Información y la Comunicación, y nos enfrentamos a una realidad que los ubica en una posición de desventaja frente a los demás niños y jóvenes, incluso de otras veredas y poblados.

Nuestra propuesta entonces, consiste en la construcción de plataformas que sean similares a las que funcionan en Internet, pero instaladas en los equipos y que funcionen en LAN. Es decir, construir entornos virtuales que emulen a la Internet. Moodle es una plataforma que puede ser instalada en Windows y trabajar en un entorno virtual de la misma manera a como lo hace en Internet, de hecho existen instaladores como Moodle4Windows que hacen aun más sencillo el trabajo de instalación y administración.

Estas plataformas trabajan de una manera tal que consumen muy pocos recursos de la máquina, con lo cual pueden funcionar de manera aceptable en hardwares anacrónicos. La ventaja de estos entornos es que tienen una interfaz y un acceso del usuario similar, si no idéntico, al que se tiene en un entorno de Internet, con lo cual el joven al trasladarse a un nuevo ambiente educativo entrará a un nivel muy similar al de sus compañeros en relación con esta competencia.

Estrategia para la ejecución de la propuesta

Es necesario desarrollar la interfaz y los módulos en Internet, esto es apenas lógico, pero lo que se propone es que para la implementación de educación rural de modo virtual, estos módulos deben diseñarse en consonancia con los que van a funcionar en red LAN o en equipos sin conexión a Internet.

Lo que se propone es entonces utilizar la multimedia de manera intensiva, es decir, que con un menor número de multimedias se puedan realizar más actividades y contribuyan mejor a la comprensión de las temáticas propuestas. Cada video, mapa virtual, presentación o animación, debe ser diseñado pensando en su pertinencia con respecto al tópico a tratar, es decir, el video u otro recurso debe tener como tema central el tópico que estamos tratando, no que el tópico esté en la periferia de la narración o sea un soporte o información contextual del recurso. Así mismo, muchas veces vemos que se trabajan recursos muy extensos que son incluso ambiguos con el tópico a tratar y que se usan como “recurso de apoyo”, lo cual es una contradicción.

El recurso de apoyo pretende, como su nombre lo indica, apoyar en la resolución de los tópicos propuestos y dar una información que puede ser seleccionada de acuerdo a la pertinencia, dada por el mismo estudiante o tutor al seleccionar una serie de actividades específica. No es de ninguna manera un recurso de relleno, que se ubica al azar en el módulo y que aporta muy poco, aparte de una información periférica o curiosa, al tópico o problema tratado en el curso.

Seleccionar los recursos multimediales no significa reducirlos, es en sí valorar la pertinencia del recurso frente a la metodología de enseñanza virtual aplicada, por lo tanto no es que sean menos recursos multimedia, sino que son los necesarios.

Otro punto importante es reducir el tiempo necesario de uso de la herramienta y de acceso a la plataforma, pues de hecho, nos enfrentamos a comunidades rurales donde la educación es en buena medida limitada a lo académico, siendo las actividades extraacadémicas limitadas en buena medida a las “tareas en casa” a partir de los textos de apoyo o apuntes de clase. El acceso a un equipo se limita en buena medida al permitido por las clases dedicadas al uso de estos, o a los tiempos de descanso entre estas. Sin embargo por fuera de la escuela el acceso a un Compartel muchas veces es casi imposible, no sólo por las distancias o los horarios de los mimos, sino además porque los tiempos de los niños en las áreas rurales están dominados por las actividades domésticas y agrícolas.

La ventaja que tenemos en este momento es que nuestro proyecto va dirigido al emprendimiento en áreas rurales relacionado especialmente con la generación de agroindustria, por lo cual, existe una necesaria relación entre la cátedra virtual y la práctica cotidiana. En este sentido, lo que se busca, y esto puede ser ampliado a todas las áreas del conocimiento, es llevar el aula virtual al campo, es decir, que el aula virtual se proyecte más allá de si misma y pueda ser llevada por el niño, niña o adolescente a su área de trabajo, vivienda y relaciones sociales y familiares; es decir, que el estudiante la vuelva práctica con su modo de vida.

Las actividades propuestas deben ir enfocadas a que el estudiante relaciones directamente los contenidos dados en el aula virtual con su entorno real, pero además, su entorno debe convertirse en una herramienta para la resolución de los tópicos propuestos en los diferentes módulos. Esto es, al final de cada módulo o curso, debe quedar un producto material, que el mismo estudiante evaluará en el aula virtual.

Esto no sólo ayuda a resolver un problema de tiempo en torno a la conectividad de los estudiantes con la plataforma, sino que además construye una comprensión de la dinámica de autoaprendizaje que permite prescindir de tutores y maestros presenciales para el desarrollo de sus actividades cognoscitivas.

Es entonces una metodología para la resolución de problemas, para el desarrollo de competencias cognoscitivas, comunicativas, investigativas, empresariales, etc.; y para la autonomía en la generación de propuestas económicas sostenibles, rentables y acordes con el medio ambiente.

Sin embargo, esto aún no es suficiente, la necesaria capacitación de los tutores virtuales debe ir acompañada de la capacitación a los maestros rurales que van a acompañar de manera presencial el proceso de implementación de las aulas virtuales. Nuestra propuesta es algo osada pero si se consigue implementar tendría resultados bastante interesantes: es intercambiar tutorías de tal manera que diferentes maestros de diversas áreas puedan tener acceso a la materia en diferentes momentos de la misma. Los tópicos a generar se relacionan con diversas áreas del conocimiento de una manera más o menos fuerte; así, el estudio del crecimiento de las plantas, de las características de las especies animales, de las plagas, etc., son tópicos propios de las ciencias naturales; las ciencias sociales se relacionan con la agricultura en torno a los sistemas de producción, los canales de distribución, las formas de asociatividad campesina; los tópicos relacionados con la ecología son tanto sociales como de las ciencias naturales; los cálculos técnicos de los terrenos como las pendientes, el crecimiento de las plantas, el análisis estadístico de las plagas y del control de las mismas, pueden ser ubicados dentro del contexto educativo del área de matemáticas; y así podemos encontrar ejemplos para el área de lenguaje, e incluso para las áreas de democracia y ética.

Existe una problemática en torno a la contratación de nuevos docentes para las instituciones en las áreas rurales, es más costoso además para el Estado invertir en nuevos docentes o en docentes presenciales adicionales a los ya existentes, y aun cuando es probable que se aumente la planta docente de algunas instituciones, se debe contar con el hecho de que no es probable que en el corto plazo aumente en todas las instituciones. Por ello, es más fácil capacitar a los docentes ya existentes, y aunado a esto, integrar esta nueva cátedra a las ya establecidas, con lo cual no se aumenta el tiempo de trabajo del docente (o se disminuye el tiempo de otras áreas) y no se genera una nueva dificultad al generar actividades extracurriculares que se crucen con las actividades cotidianas del estudiante.

Sabemos que la Ley de Infancia y Adolescencia prepondera la educación y la recreación sobre las demás actividades que realicen los niños, niñas y adolescentes en todo el país, sin embargo, las condiciones estructurales no permiten que trabajemos una estrategia sobre el objetivo de la ley sino sobre la realidad, antes bien, buscando transformarla.

Sumado a lo anterior, muchas escuelas veredales y rurales no cuentan con maestros divididos en áreas del conocimiento, sino en cursos, e incluso en etapas. Así, un maestro puede dictar todas las áreas de primero y segundo primaria, y otro las de tercero y cuarto, por ejemplo; pero existen casos donde la maestra o el maestro dictan todas las áreas de toda la primaria o una o dos áreas para todo el bloque de primaria. Pretender que en el corto plazo este contexto cambie es poco menos que utópico, pero sí podemos adaptar el aula virtual de tal manera que pueda funcionar en estos contextos.

Entonces, antes que a los estudiantes, llegamos a los profesores. La primera etapa de aplicación práctica, el primer módulo en funcionamiento, es el que entrena a los tutores virtuales, pero el curso inicial está dirigido a los maestros rurales en general, a quienes se les enseña el manejo de la herramienta, la importancia de esta, se les familiariza con el entorno virtual, así como se capacita en torno a las metodologías del e-learning y cómo estas se relacionan con sus áreas de conocimiento específico.

Finalmente, se hace necesaria una visita técnica y una adaptación tecnológica, en la medida de lo posible al contexto de la escuela. Existe la posibilidad de canalizar algunos equipos para estas escuelas, así como poner en funcionamiento equipos que en muchas ocasiones están sin instalar porque no se tiene como hacerlo. Adaptar las instalaciones eléctricas de los salones, configurar las redes internas y en lo posible adaptar las redes de Internet; estas son necesidades básicas que permiten iniciar un aula virtual en una escuela con una mínima inversión.

PROYECCIÓN

La adaptabilidad a un contexto no implica una resignación al mismo, la construcción de estas aulas virtuales no solo aportan en el desarrollo cognitivo de los estudiantes de las áreas rurales, sino que les brinda la posibilidad de asumir competencias en torno a problemas concretos de su realidad como es la producción, distribución y transformación de productos agropecuarios.

Pero no es suficiente, de seguir así el modelo mismo va a ser anacrónico en un mediano plazo, las formas de conectividad en Internet van a trascender las posibilidades que brindan las emulaciones en PC, así mismo, las posibilidades que brinda una conexión en LAN son muy limitadas en relación a las que brinda la sociedad de la información y la comunicación.

Hasta ahora estamos en la fase de implementación, pero esta debe ir mucho más allá, debe llegar al punto que los futuros jóvenes recuerden cómicamente las máquinas y entornos virtuales que tuvieron que trabajar cuando niños; no permitir que estos asuman de manera resignada que las posibilidades de la conectividad y del aprendizaje virtual son solamente posibles en la ciudad.

Si queremos que nuestros jóvenes permanezcan en los campos, haciendo agroindustria y no formando parte de escuadrones de guerra legal o ilegal, tenemos que construir competencias permanentes y dar soluciones inmediatas que se proyecten a dar soluciones hacia futuro de tal manera que en unos cuantos años sean los mismos sectores agrícolas los que construyan sus entornos de conocimiento y conectividad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s